La importancia de una formación integral para emprender en tech

El emprendedor es un bicho raro. La emprendedora, un bicho aún más raro. Se dice que a nosotras nos motivan cosas diferentes que a los varones a la hora de emprender. Algunas de esas motivaciones suelen ser: Encontrar un mejor equilibrio entre la vida personal y el trabajo, lograr mayor independencia y ser más exitosas a nivel financiero (¿No es esto lo que todos quieren?).

Ahí están los grandes. Unicornios. Ganando millones a partir de una idea que parece demasiado simple para ser verdad. Miramos y deseamos. ¿Cómo sería ser uno de ellos?

Vos tenés experiencia en tu campo de acción. Años para contar de carrera haciendo tu trabajo con excelencia y dedicación trabajando para otros. Decidiste que es hora de comenzar el camino de emprender por tu cuenta. Ser tu propia jefa. Lograr el equilibrio. No sos improvisada, sabes que implica muchos nuevos desafíos, y no hay nada que te guste más que los nuevos desafíos.

Y ahí estás sola con tu idea. ¿Y ahora?

Todos tus años de experiencia técnica te van a ayudar a dar los primeros pasos en la construcción de tu nuevo imperio. Miras ese primer núcleo y se ve sólido. Te felicitas por ese primer paso.

Pronto te das cuenta que hacerlo todo vos sola tiene sus inconvenientes: Ahora sos una especie de pulpo haciendo a la vez diseño, proyección, plan de negocios, contabilidad, atención al cliente, servicio de soporte y hasta psicóloga de tus clientes.

Pero tanto que decidas trabajar sola, o conseguir un equipo para crecer, primero necesitas enfocarte en obtener las habilidades que te mantendrán vigente: las llamadas "blandas". Me refiero puntualmente a tres de ellas: la capacidad del aprendizaje contínuo, capacidad de comunicar claramente tus ideas, y capacidad de generar nuevas relaciones.

1- Aprender algo nuevo todos los días.

Suena a cliché, pero mantener nuestras mentes activas es necesario para mantener nuestra pasión emprendedora viva cada día que pasa. Es además muy útil para mantenernos al tanto de las últimas tendencias y con eso actualizar y/o virar nuestro modelo de negocio hacia lo que será mejor de acuerdo a las previsiones. ¿Experta en matemáticas? ¿Qué tal si aprendemos sobre el funcionamiento del mercado del bitcoin? ¿Experta en diseño? ¿Qué tal si aprendemos sobre las aplicaciones de la inteligencia artificial en la usabilidad de aplicaciones para personas con capacidades diferentes?

2- Habla con propiedad y seguridad.

De nada te sirven todos tus doctorados si no podés decirle claramente a un potencial inversor por qué tu idea vale el dinero que va a invertir. No basta con escribir con justeza en una pantalla de presentación. Todo tu cuerpo habla por vos. Las opciones son varias: desde clases de teatro y oratoria hasta acroyoga, todo aquello que te ayude a mantener la calma en situaciones estresantes y a comunicar seguridad con tu lenguaje corporal es una excelente inversión para tu emprendimiento (Vale cada centavo, comprobado).

3- El networking ocurre en lugares inesperados

Las habilidades interpersonales relacionadas a generar nuevas y buenas relaciones de negocio dependen en buena parte de tu seguridad al expresar tus ideas y un poco al "olfato" que se tiene sobre una buena ocasión para establecer una relación. Siempre lista es el lema.

Casi cualquier ocasión es buena para hablar de lo que haces. Pero cuidado: a no aburrir siempre con el mismo cassette! A todos nos gusta sentirnos escuchados. Por lo tanto, más que andar por la vida gritando lo excelente que es tu idea, aprende a hacer una escucha activa de la otra persona y busca aquellos puntos en común que puedan generar una relación fructífera de inmediato o en un futuro.

Convertirte en experta en networking te abrirá puertas inesperadas. Estate pendiente de la realización de eventos de interés afines a tu profesión, participa, conocé gente nueva con otros perfiles, retroalimenta a la comunidad.

4- Bonus track

No dejes de lado tu pasión. Llevala siempre con vos cuando vayas a trabajar. Y si sentís que te flaquea, tratá de recodar qué era lo que te apasionaba cuando elegiste por primera vez tomar el camino de emprender en tecnología. Todos los caminos que tomes convencida de lo que haces, te llevarán indefectiblemente a crecer como profesional y, superados algunos retos (unos cuantos), seguramente, al éxito.

Aymará Samudio

¿Estás decido a dar a tu proyecto la dinámica que necesita? Puedo ayudarte con tus equipos de trabajo y con los procesos de construcción de un emprendimiento eficaz.

Hablemos
Blog Comments powered by Disqus.