Sapuru - Aymará Samudio

experiencias & consejos de Aymará Samudio

de entusiasta aficionada a emprendedora profesional

Freelancing: ¿HomeWorking o CoWorking? ¡Los dos!


Con la salida de una oficina tradicional, la primer batalla está en hacerse una nueva estructura de trabajo, tanto en horarios y exigencias como en la creación de un contexto acorde.

Construirse un espacio de trabajo que permita mantener la productividad y que a la vez nos haga sentir cómodos y a gusto es una tarea que puede presentar algunos desafíos. Máxime si se busca un equilibrio entre la vida personal y laboral teniendo a cargo a un pequeño de 5 años!

Primer paso: acondicionar mi Home Office.

Equipamiento

Primero lo primero. Tenía una conexión a internet básica, lo suficiente como para bajar algunas cosas vía torrent y no mucho más... trabajando desde casa la demanda por un mejor servicio aumenta, por lo que hice un upgrade. En mi zona de residencia no existen demasiadas opciones, así que opté por el servicio de Aero, que cuenta con varios planes y tiene el plus de ser un servicio prepago. Hasta ahora me han respondido con muy buen servicio al cliente y con una conexión bastante decente.

Acondicioné también el espacio para tener a mano una segunda pantalla para visualizar de mejor modo los detalles que pueden pasarse en resoluciones menores. Es buena idea tener previsto un espacio de aislamiento sonoro para los momentos de recibir llamadas telefónicas (Esto es crítico cuando se tiene un niño feliz y muy ruidoso en casa mientras se trabaja)

Iluminación

¡Fuera el estereotipo de trabajar dentro de una cueva oscura! Lo mejor para mantenerse productivo y feliz es estar en un ambiente con iluminación natural. Yo trabajo prácticamente pegada a la ventana, así que tengo una buena iluminación, puse unas cortinas para evitar el reflejo sobre la pantalla, cosa que puede ser bastante molesta y causar fatiga ocular (de paso, me hice cortinas nuevas como para despuntar el vicio de costurera).

Para trabajar durante la noche conseguí una buena lámpara de mesa de tipo led regulable. Se recomienda que el tipo de iluminación sea entre blanca y amarilla, lo más parecido posible a la luz de día (no muy fría, no muy cálida).

Privacidad

En mi caso, solamente somos dos en casa: mi hijo y yo. Por lo que establecer ámbitos de privacidad y de compartir es un desafío constante. Hasta ahora me las he arreglado acondicionando su habitación para diferentes actividades que vamos alternando, de manera tal que me permita horarios de total concentración y otros de compartir espacio sin que ello implique una total distracción de mi trabajo.

También descubrí que hay ciertos tipos de música que le agradan mucho a mi niño y que son como ruido blanco para mí: "magia". (Les comparto el playlist en spotify).

Orden

No es ninguna novedad: un espacio ordenado es un espacio productivo. Éste es mi talón de aquiles desde siempre. Tiendo a empezar a acumular cosas alrededor de mi lugar de trabajo y luego de un tiempo, me encuentro haciendo huequitos para acomodarme dentro del desorden en vez de ordenar. Por eso incluí en mi rutina 5 minutos previos a sentarme a trabajar, ordenar el espacio y preparar el mate. Viene funcionando contra todo pronóstico.

Conseguí unos estantes para ordenar las carpetas con las facturas y presupuestos y unas bandejas para ordenar lo pendiente de resolver. La política es tratar de mantener la "bandeja de entrada = 0", sin que ello me exponga a un excesivo nivel de stress.

Importante: los objetos que usemos sobre nuestro escritorio, además de funcionales, deberían ser lindos, es nuestro espacio y podemos darnos el lujo de sentirnos bien.

Comodidad

Estoy todavía en la búsqueda de mi sillón ideal. Los que trabajamos en mayor parte sentados sabemos el valor real de una silla/sillón que se ajuste a la altura justa y que sea cómodo... por qué no, también puede ser lindo! Recibo recomendaciones en este aspecto.

Segundo paso: Encontrar un espacio de trabajo fuera de casa.

Que no se malinterprete, trabajar desde casa es muy cómodo, pero soy de las personas a las que les gusta "salir a trabajar", levantarse, ponerse el traje y salir a "arrasar con todo". Mi espacio de trabajo en casa está muy bien. Excelente. Peeeeeeeeero, un día miras alrededor y sentís que te falta algo (además de desear con todo el corazón un buen rato sin un "mamá, mamá, mamá").

Ese "algo" es ni más ni menos, un ambiente que te motive. Y no se trata de los muebles, o una mejor conexión de internet, se trata de las personas. Personas haciendo su trabajo. Personas que como vos trabajan en forma independiente o con equipos en forma remota. Personas que son excelentes en lo suyo, creativos y eficaces. Tienen los mismos problemas que vos con los clientes y con sus equipos, piensan en su futuro, tienen familia. Tienen historias que compartir. Ellos son ese "algo" elemental para hacer el siguiente salto de calidad.

La pregunta que sigue es obvia: ¿Dónde los encuentro? Hay quienes forman grupos virtuales, meetups, redes de encuentros, invitaciones a tomar café, capacitaciones para hacer networking y otras maneras de conocer personas en el medio.

En lo personal creo que lo mejor son los espacios de coworking: oficinas pensadas para freelancers y equipos de trabajo, normalmente relacionados con startups (emprendimientos tecnológicos en su mayoría), donde se dispone de un espacio físico con una buena conexión a internet, espacios compartidos y privados y un buen servicio de café.

Son cosas elementales a considerar: la ubicación, el tipo de equipos o personas que concurren, el costo total de la membresía, la comodidad del espacio y el tipo de personalidad que tienen las personas que están ya trabajando en el lugar.

No se trata solamente de compartir un mesón con alguien: compartirás un café, charlas, debates, algunos cursos y otras cosas con estas personas. Es importante que se sienta bien, digo, por algo elegimos salir de una "oficina tradicional" para hacer nuestro propio camino, ¿No?

Linka space

En el Gran Mendoza, hay ya algunas opciones de espacios de coworking para elegir. Y como es una tendencia, se espera que se abran algunos más con el correr de los meses.

Luego de evaluar mis opciones, yo me decidí por Linka Space y lo recomiendo abiertamente. Es un espacio nuevo, donde ya trabajan algunos equipos muy interesantes:

Y tiene espacio para trabajadores independientes como yo (¿Y quizás vos?)

Aspectos que fueron definitorios en mi decisión

  • Ubicación (No es pleno centro, por lo que es cómodo, pero es MUY accesible y cercano, con posiblidad de estacionar vehículos sin dolores de cabeza)
  • Clases de Inglés
  • Precio competitivo
  • Buena vibra (se siente de forma inmediata). Debo decir además que conozco en forma personal a una de las fundadoras del espacio, lo que reafirmó en mí dos cosas que siempre hago: apoyar lo local y apoyar a mujeres.
  • Contexto lindo: además del estilo industrial en la decoración, cuenta con ventanales desde donde se ven los hermosos árboles mendocinos, y se siente el aroma delicioso de la panadería a facturas recién hechas (todavía no termino de definir si esto es algo bueno o malo, ja).

Yo ya tengo listos mis espacios de trabajo, ahora... a seguir trabajando!!

Blog Comments powered by Disqus.

Date: February 18th at 10:09am