Sapuru - Aymará Samudio

experiencias & consejos de Aymará Samudio

de entusiasta aficionada a emprendedora profesional

Acerca de - FAQ

Data personal:

Mi nombre es Cecilia Aymará Samudio. Hay varias historias familiares sobre el origen y motivo de mis nombres. En honor a la brevedad diré que uso mi segundo nombre como el principal porque "Cecilia" fue un nombre de moda entre las mujeres de mi misma edad y suele ocurrir que en una misma habitación concurran al menos 3 Cecilias... Adicionalmente puedo decir que me gusta más por su sonoridad y su significado (reciprocidad). Pueden ver más información sobre los aymaras y sobre el idioma Aymará (es muy interesante, desde luego). Aquí un diccionario español-aymara, como para divertirse un rato.

Nací y crecí en San Rafael, provincia de Mendoza, y me mudé a la ciudad de Mendoza a los 17 años con el objetivo de estudiar una carrera universitaria. Estudié la Lic. en Relaciones Internacionales, llegué hasta el último año y no la terminé, me pasé a Comercio Internacional, cursé 3 años, y tampoco la terminé. Ahora estoy estudiando una Tecnicatura Superior en Programación, esta vez termino!!

Párrafo aparte merece mi rol como madre. Tengo la fortuna de ser la madre de un niño que ya tiene cinco años y a quien llamé Inti (Sol, en aymara), por ser su fecha de nacimiento el día del solsticio de invierno, año nuevo del sur. Si hablamos de procesos de constante aprendizaje, el de la maternidad es uno de los más complejos.

Entusiasta

Soy una persona curiosa y me gusta buscar cosas nuevas para aprender y hacer. En casa hubieron computadoras desde mi infancia, por lo que pude curiosear bastante. Con la llegada de Internet vinieron los primeros sitios estáticos y blogs, foros y un largo etc. Por ese mismo camino, llegaron los primeros amigos curiosos como yo y el Software Libre que de a poco fue copando buena parte de mis intereses.

En la actualidad desarrollo buena parte de mi empuje entusiasta en compartir artículos en este blog, y en colaborar como coach en los #DjangoGirls que se organizan en la provincia de Mendoza, con la finalidad de achicar en el mediano y largo plazo la brecha de género existente entre las mujeres y hombres que se dedican al desarrollo y programación.

Emprendedora

Tuve la oportunidad de encarar varios proyectos por mi cuenta. En su momento, compré una radio en San Rafael y fui mi propia jefa, directora y generadora de contenido. Fueron tiempos extenuantes, pero llenos de aprendizajes y aventuras. Aprendí sobre el negocio independiente, sobre publicidad, gestión de personal, acústica, y muchas otras cosas.

Varios años luego y ya de nuevo en la Ciudad de Mendoza, emprendí mi trabajo más complicado: el de madre. La llegada de Inti a mi vida en un momento económico complejo me convirtió en una emprendedora, y fue gracias a él que comencé con mi proyecto "Lupi"(calor de Sol), un emprendimiento de producción de pañales de tela ecológicos. Aprendí a gestionar proyectos de tipo industrial a baja escala, stock, costura, diseño textil, ley de PyMEs, tiendas de e-commerce y mucho sobre ecología...

Ahora que Inti creció y que tengo otros proyectos en la cartera, decidí traspasar mi proyecto a otra madre jóven y emprendedora para que saque provecho de lo que yo pude construir, para que lo reconceptualice y lo haga crecer a otros horizontes. Aprender a soltar un proyecto querido es todo un proceso también.

Profesional

Debo decir que el paso de ser una blogger ocasional, curiosa de cómo funcionan las cosas, a convertirme en una Desarrolladora Web no ha sido sencillo, ni de un día para el otro. Llegado un punto en el que estaba generando contenidos y acabados finales bastante decentes, sencillamente me decidí a dar el siguiente paso. Y aquí estoy, toda una profesional ofreciendo sus servicios freelance a varias partes de latinoamérica.

Tomé otra gran decisión: no quedarme quieta con lo que sé. Por eso estoy estudiando programación, porque la web no es suficiente, hay mucho más allá afuera por ser descubierto.

PingPong

A continuación una serie de preguntas que me dejaron en mi cuenta de twitter [@_sapuru] y por telegram [@sapuru]

¿Qué te gusta para programar? En cuanto a lenguajes, me gusta Python. Java no me disgusta. Yo creo en las cosas que funcionan en todas las plataformas, lo que no te encierre ni circunscriba.

miopia? astigmatismo? Tengo astigmatismo. No es grave, pero si estoy mucho rato trabajando sin mis lentes, mi cabeza comienza a repicar como redoble de tambor.

mascotas? No tengo mascotas. Creo que adoptar un animal conlleva mucha responsabilidad, tiempo y dedicación. Soy del tipo de persona que se brinda por completo a sus seres queridos, y si bien me gustan los perros, no tengo tiempo para dedicarles lo que se merecen.

mate amargo o dulce? Amargo, o sea, mate. El verdadero mate, es el amargo. El mate dulce, es "mate dulce", tiene que venir con la aclaración. así como el "mate con yuyos". Yo lo tomo y lo preparo amargo, pero soy agradecida y tomo el mate que me ofrezcan. Considero que el rito de compartir es lo que al fin y al cabo importa.

zapatos o zapatillas? Depende de la situación, aunque me la paso más tiempo en zapatos con tacos (una proporción de 80% zapatos y 20% zapatillas). Lo que no tolero son las ojotas, me molesta el sonido: chaclán chaclán chaclán!

cartera o mochila? Mochila (ojo, me encantaaaaaaaan las carteras, pero no me son prácticas con mi ritmo actual)

asado o ravioles? Hago unos ravioles caseros de calabaza y nuez muy ricos.

cerveza o vino? Vino. Mi favorito es el Syrah, aunque me gusta jugar con los diferentes maridajes. La cerveza me da un poco de sueño pero la tomo igual, sobre todo la negra.

Sapuru? mi nickname, en Aymara, significa "cada día", es como un carpe diem originario. A propósito busqué un nickname que comenzara con "S" para mantener las iniciales en mi naming.

pogo o barra? Barra. Prefiero mirar algunas cosas desde lejos. Los tumultos no son mis mejores amigos.

pizza favorita? La mía. Modestia aparte, me especializo en media masa integral.

tenés un estudio/taller? Mi casa es mi taller, con mis maquinas de coser y demás es un caos creativo maravilloso, y me encanta la gente que tiene taller. Los trabajos más manuales ayudan a conectar con las cosas reales de este mundo (para los que estamos casi siempre en cosas virtuales, es completamente necesario y relajante, al menos eso pienso)

Siempre culpas a alguien o a algo? No, trato de comprender todos los factores intervinientes. Mi meta es no cometer los mismos errores, y no condenar sin razón.

Espero haber respondido a la mayoría de las preguntas sobre mí y lo que hago... pero si quedó algo en el tintero...

Contactame